La disfunción eréctil y el ejercicio físico tienen una estrecha relación, incluso ciertos hábitos como el tabaquismo o el alcohol, influyen de forma negativa a la hora de tener una vida sexual plena.

La disfunción eréctil puede ser síntoma de algo mucho más grave, que son las enfermedades cardiovasculares.

La influencia positiva del ejercicio físico sobre la disfunción eréctil tiene extensa bibliografía, y en toda ella recomiendan el ejercicio como la viagra natural más potente.

Antes de comenzar a realizar ejercicio si tienes disfunción eréctil, deberías hacerte un reconocimiento médico completo, para descartar patologías cardiovasculares y poder administrarte el entrenamiento de forma adecuada.

La mejor opción para mejorar o revertir la disfunción eréctil, sería combinar entrenamiento de fuerza con ejercicio cardiovascular. Los circuitos de fuerza de intensidad media/alta podrían ser unos grandes reguladores, ya que este tipo de entrenamientos potencian la secreción y regulación de la testosterona, regulan los niveles de glucosa en sangre, ayudan significativamente a la pérdida de masa grasa, y colaboran de forma activa a la ganancia de masa muscular, que a su vez mejora el factor psicológico, colaborando así a una mejor visión de uno mismo, y mejorando también su función sexual.

La vida sedentaria, muchas veces nos lleva a desatender cosas básicas, pero en Gimnasio Apolo reforzamos lo básico, para que el resto de tu día funcione a la perfección.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Cookies del plugin de RGPD que guarda la información de las cookies que se desean activar o desactivar

gdprprivacy_bar,gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types]

Advertising

Analytics

Other