Cuando las mujeres llegamos a la fase de de la menopausia, nuestro cuerpo  experimenta una serie de cambios, entre ellos nuestra composición corporal puede derivar  con sobrepeso  y en algunos casos hasta en obesidad dado a los cambios hormonales que se producen.

Existe un porcentaje muy alto de este género y los entrenadores en muchos casos encontramos estos perfiles asociados también a algún tipo de trastorno metabólico.

Varios estudios europeos y estadounidenses, han demostrado que el HIIT (entrenamiento interválico de alta intensidad) es muy eficaz en mujeres  que se encuentran en la fase de después de la menopausia. Mejora mucho la composición corporal, reduciendo el % de masa grasa,  ayudando al metabolismo a regularse, y a generar un ambiente más anabólico para ayudar a aumentar la masa muscular.

La combinación de HIIT y entrenamiento de fuerza es más efectivo  que el entrenamiento continuo solo, ya que el entrenamiento de fuerza ayuda a la ganancia de masa muscular, que está directamente vinculada con la oxidación de las grasas. En el caso del HIIT, ayuda a mejorar porcentajes de masa grasa visceral y abdominal.

Siempre teniendo en cuenta la salud de nuestros socios, el HIIT se deberá aplicar siempre bajo la supervisión de parámetros de seguridad y salud, ya que no todas las mujeres con estas necesidades concretas, podrán realizar ni los mismos protocolos de tiempo, ni por supuesto los mismos ejercicios.

En gimnasio Apolo seguimos estudiando como poder mejorar tu vida cada día, porque para nosotros, vosotros sois lo importante.

Centro de preferencias de privacidad

Necesarias

Cookies del plugin de RGPD que guarda la información de las cookies que se desean activar o desactivar

gdprprivacy_bar,gdpr[allowed_cookies],gdpr[consent_types]

Advertising

Analytics

Other